Tratamiento antiaging (anti-edad) | centro estetico valencia | mejor centro estetico valencia

CENTRO ESTÉTICO ANA LEÓN

Tratamiento antiaging (anti-edad)



 

Dos sesiones de radiofrecuencia facial, una sesión de peeling ultrasonico y un tratamiento de Protoplasma de algas + aceites esenciales.

La radiofrecuencia es un conjunto de ondas electromagnéticas que, al aplicarse sobre la piel, provocan un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor.
Este aumento de temperatura va a favorecer la formación de nuevo colágeno, el drenaje linfático, el aumento de la circulación de la zona y la eliminación de las áreas adiposas localizadas.Reestructura las fibras de colágeno, consiguiendo un efecto tensor duradero.

Puede aplicarse en cara, cuello y otras zonas del cuerpo. El tratamiento es inocuo, apenas produce un leve enrojecimiento de la zona tratada. Después de la aplicación el paciente puede reanudar su vida normal.

Este tratamiento es uno de los que mejores resultados brinda porque consiste en eliminar las primeras capas de piel para permitir que la dermis se regenere y dé lugar a una piel nueva, suave y limpia sin agredir el cutis.
El peeling ultrasónico no hace uso de sustancias abrasivas sino que se basa en la
aplicación de ultrasonido, el cual es mucho menos agresivo para la piel. Se efectúa
mediante ondas y vibraciones las que se regulan según la necesidad y a su vez se extraen las impurezas de la piel.
El peeling ultrasónico no es doloroso, solo puede producir ligeras molestias, y no causa inflamación o enrojecimiento en la zona tratada.

Los resultados se ven a partir de la primera sesión.
Los aparatos de peeling ultrasónico ofrecen la posibilidad de agregar principios activos.
Otra ventaja de este sistema es que inhibe la creación de sebo, ideal para las pieles
grasas, que no lucirán brillantes ni con depósitos seborreicos.

Tratamiento indicado para:

-Arrugas leves
-Líneas de expresión
-Cicatrices de acné
-Poros dilatados
-Puntos negros y blancos
-Acné
-Manchas cutáneas
-Fotoenvejecimiento
-Deshidratación